He leído mucho acerca de la menstruación últimamente. Acerca de cómo hemos considerado por mucho tiempo a la menstruación como un proceso vergonzoso mensual que sería mejor eliminar de nuestras vidas. Recuerdo perfectamente el terror que sentí cuando mi madre me informó lo que ocurriría con mi cuerpo cada mes y cuando finalmente sucedió, la terrible vergüenza que sentí al ir con mi prima a comprar toallas a la tienda. Recuerdo también el asco que sentí cuando me enteré de las copas menstruales. La idea de tener que introducir mis dedos y mancharlos de sangre me parecía repugnante, hasta que en uno de los vídeos donde una mujer explicaba cómo usarlos la escuché decir,”es tu propia sangre, sobre pásalo”, algo que me hizo considerar de nuevo está cuestión que nos han pasado de generación en generación, la idea de que nuestra sangre es sucia, que no se puede mencionar ni mucho menos tocar. Ciertamente es una forma de desecho corporal, sin embargo creo que nuestra actitud ante la menstruación es un poco extrema y el uso de la copa menstrual me ha hecho cuestionar todo esto.

La CopaEs mi tercer mes usando la copa menstrual y ha sido todo un proceso de aprendizaje. Desde aprender cómo ponerla, hasta conocer mi cuerpo mejor. Los videos en youtube han sido de gran ayuda, pero no hay mejor forma de aprender que con la práctica, porque cada cuerpo es distinto.

Me vi en la necesidad de usar la copa porque todas las marcas de toallas disponibles en la mayoría de las tiendas utilizan químicos y algún tipo de  “control térmico” que absorbe los olores y la sangre como si la succionara de nuestra vagina y en realidad succiona más de lo que debería. Yo entiendo que el olor no es placentero pero creo que dañar el ph de nuestra vulva y vagina es ir demasiado lejos. Yo creía que la comezón que sentía al final de mi periodo era normal hasta que me enteré que era a causa  del “termo control” y hay muy pocas marcas que no utilizan algún tipo de químico o diseño con algo parecido. Yo nunca me sentí cómoda usando tampones, me parecen bastante incómodos y al principio creí que la copa lo sería también, pero afortunadamente estaba equivocada. Todavía uso unas toallas naturales que encontré en internet pero sólo como medida de seguridad y a medida que aprendo a usar la copa mejor, las uso menos.

Recomiendo ampliamente el uso de la copa, yo entiendo que intimide, la compré en medio de uno de mis ciclos y no me animé a usarla sino hasta el otro. Pero poco a poco me siento más cómoda y siente que está más en linea con mi cuerpo. Te ahorrarás dinero, es ecológico y de alguna manera me ha hecho sentir más cómoda con mi ciclo.
Anuncios

Acerca de denisefixcat

So this is my blog about basically being me and my adventures as a struggling writer, and mother to my beautiful and dangerously smarter than me daughter. My birth name is Denise but my friends call me Mini so this is basically why I've decided to call this blog De Mini Says. Sometimes I get things right, sometimes I get them utterly wrong, either way this is my attempt at making sense of it all. Since I enjoy music, art, technology, women's issues and cartoons, I also write about that and whatever comes up.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s